“BADAUKAGU SURIK, ZERGAITIK BORROKATU”. collage, acrílicos, acuarelas y Adobe Photoshop.

badaukagu surik

 

“Si tenemos fuego, porqué luchar”…la verdad es que todas y todos tenemos algo por lo qué luchar o por lo menos eso creo.

Y por ello la imagen puede ser contradictoria.

La he construido pensando en mi “gula”; en esa manía que tengo de luchar y luchar. Esta palabra está muy dentro de mí, quizás por ser nieto de los que perdieron la guerra civil, aunque también soy nieto de los que la ganaron o tal vez por ser vasco y  haber pasado mi juventud corriendo detrás de la policía…¡y delante!…

Y pienso en la manía de atraerme las tareas casi imposibles: considerar el Arte como herramienta; trabajar cómo arteterapéuta con una población muy difícil en cuanto a poder ver resultados; intentar conseguir un agente que promocione mi trabajo cómo ilustrador…está claro que la frustración está muy presente en mi vida y no voy a negar que es mi motor.

Puede haber algo de “masoquismo” en todo ello. Pero quizás el problema surge cuando todo esto escrito anteriormente se convierte en un fin y no en un medio. Debo de estar muy atento por que la línea que los separa es muy sutil.

La imagen puede hablar de estás “guerras” personales y de otras más generales. Creo que la falta de confianza tiene mucho que ver en todo esto. Y el miedo.

“Si estamos vivos, porqué luchar”

 

 

Cuando todos los hombres reconocen lo bello como tal,

surge el reconocimiento de lo feo.

Cuando todos los hombres reconocen lo bueno como tal,

surge el reconocimiento de lo malo.

Así, el ser y el no-ser se engendran mutuamente;

lo difícil y lo fácil se completan mutuamente;

lo largo y lo corto contrastan entre sí;

lo alto y lo bajo son la medida el uno del otro;

el tono y la voz se armonizan mutuamente;

delante y detrás se acompañan mutuamente.

Por eso,

el Sabio conduce sus asuntos sin actuar,

predica la enseñanza sin hablar.

Todas las cosas se manifiestan, él no las rechaza.

Les da vida, pero no se apodera de ellas.

Actúa, pero no se apropia.

Realiza su tarea, pero no se atribuye ningún mérito.

Y precisamente porque no se atribuye ningún mérito,

el mérito no se le puede arrebatar.

Lao Tse. TAO TE KING. El libro del Tao.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s